Universidad y Universalidad - Word

Archivado en:

Introducción 

Las consecuencias de la aparición de la universidad son el nacimiento de un conjunto de maestros, sacerdotes y laicos, a los que la iglesia confiaba la enseñanza de la doctrina revelada, hasta entonces confiada a la jerarquía eclesiástica. Ahora su título jurídico pertenece a la corporación universitaria.

Hay hechos en la Baja Edad Media que marcan una novedad: la aparición de la universidad, con el fin de formar a los jóvenes en las profesiones "clericales", la teología, el Derecho y la Medicina, como facultades mayores; como facultad menor la de artes o filosofía (base de toda sabiduría posible según los griegos). Eran instituciones de la cristiandad: se reconocían por una bula papal, su lengua era el latín y los saberes que enseñaban estaban articulados sobre la concepción católica del mundo y del hombre. Sus métodos de razonamiento y discusión eran escolásticos.

Pero lo que me interesa destacar es que "Universidad" en su origen no indicaba un centro de estudios sino una agremiación o "sindicato" o asociación corporativa que protegía intereses de las personas dedicadas al oficio del saber.

La Universidad como generadora del saber, se le atribuyó el carácter de "Alma Mater" en el sentido de engendrar y transformar al hombre por obra de la ciencia y el saber.
La universalidad es un reto que trasciende la educación promovida desde los sistemas educativos, y la emergencia de una nueva mentalidad universal ha de ser considerada el epicentro formativo de nuevas concepciones, para el cambio interior y exterior. Porque la educación no puede estar dimensionada ni teñida de nada, ni ser europea, ni de izquierdas, ni confesional, ni occidental, ni capitalista, ni nada que no sea universal, o, en su defecto, no-parcial.

Capitulo I

1.1. Rasgos: Corporativa, Universal, Científica y Autónoma

Por su propia misión emprendió acciones relativas al hombre, a la ciencia y a la sociedad. Las funciones de la universidad se relacionan con la enseñanza, la investigación, la extensión o servicio y la promoción de una sociedad democrática.

1.1.1. Sentido Corporativo

En el derecho romano corporación o "Collegium" era la totalidad de las personas que le conformaban, con entidad jurídica para ejercer actos como poseer y contratar. Los grupos de personas dedicadas al menester intelectual se denominan "Studium" o "Universitas", antecediendo Studium a la palabra Universitas.
El primer Estatuto orgánico universitario, fue emitido por el legado papal Roberto Courcon a la universidad de París en 1215. En 1231 el sentido sociológico corporativo del término "universitas" fue reconocido jurídica y académicamente por la Bula "Parens Sciencitiarum" del Papa Gregorio IX; en 1261 aparece en la historia como nombre concreto la expresión "Universitas Parisiensis", Universidad de París, término próximo ya al sentido actual.

1.1.2. Universalidad
No parece que exista ninguna fuente semántica común entre los términos "Universitas" y "Universale". La universalidad del origen de la universitas Medieval está relacionada con las causas que influyeron en su nacimiento, ontológicas y sociales, además, por las fuentes a que las universitas acudieron para adquirir sus sistemas administrativos y la apelación al poder pontificio, para adquirir reconocimiento institucional y como mediadora en los conflictos de la "Universitas" con la autoridad doméstica, eclesiástica o civil, o sea universalidad de jurisdicción.

De otra parte, el hecho universitario se extendió prontamente por el continente europeo medieval y abrió sus puertas a estudiantes y maestros indiferente a su procedencia gentilicia, de todas las lenguas y naciones, (universalidad geográfica). El latín sirvió a todas como instrumento de comunicación científica y espiritual adquiriendo así universalidad lingüística.
También universal, porque buscando todos los saberes los recogió de autores de todas las culturas y civilizaciones constituyéndose así en su universalidad científica y cultural, y porque los títulos que refrendaban los conocimientos adquiridos poseían validez universal para enseñar en todas partes. ("licentia ubique terrarum" o "licentia ubique docendi).

1.1.3. Ciencia

La "Universitas" comprende la diversidad de las ciencias y de las disciplinas convergentes en la unidad del saber. Debemos recordar que con el término "Epi-Istéme" los griegos reconocieron el triunfo de la inteligencia al penetrar ésta mediante la observación y el pensamiento filosófico en la naturaleza misma de las cosas y los fenómenos, superando el mito y las ficciones en torno a ellas.
La palabra "Episteme" pasó al latín como Scientia del Verbo "Scio" que significa saber, conocer con razón suficiente y sustentable. También como el verbo Scire o saber de manera plena.

La palabra latina "Ars" tiene como raíz helénica "Techné" que significa artificio, lo que se hace o produce con fundamento en el saber. Paulatinamente se fue diferenciando el hacer mismo o arte del "cómo hacer" que se consolida en la palabra "Técnica": Saber algo y saber por qué se hace lo que se hace, con validez universal.

A las artes liberales se atribuyó un origen divino y fue Marciano Capella quien produjo el primer tratado sobre las "Artes" apoyado en el libro de las "Disciplinae" escrito por Marco Terencio Varron (116-27) AC. Fue el primero en usar la palabra "Disciplina" para denotar una rama del saber o un "Ars" concreta, el primer catálogo de las "Artes Liberales"; la gramática, la dialéctica, y la retórica (el trivium), la geometría, la aritmética, la astronomía y la música (el quadrivium) y finalmente la medicina y la arquitectura.

La medicina la incluyó Varron por el aprecio de que gozaban las tradiciones médicas de Hipócrates (460-377 A.C.) y la arquitectura porque basada en las tradiciones griegas, su técnica permitió en Roma el uso del arco y la bóveda, y la construcción de anfiteatros y acueductos. Con el nacimiento de la universidad, la medicina de la antigüedad griega y clásica llegó también a ingresar a la nueva entidad de la educación superior, la "universitas", adquiriendo la capacidad de "facultas", obteniendo categoría al desligarse de las artes.

La medicina estaba implícita dentro de la física hacia el siglo V como arte servil o manual (propio de los esclavos), a diferencia de las disciplinas de la mente y el espíritu que eran las "artes liberales" (propias de hombres libres).

Gracias a estas libertades Platón y Aristóteles, filósofos paganos se integraron al pensamiento teológico cristiano y se fundieron en unidad científica las tradiciones médicas de griegos, árabes y judíos y recogió el acervo de romanos y Bizantinos. Nacieron así las primeras profesiones liberales.
No todas las universidades tuvieron los estudios de teología, medicina y leyes, ni en caso de tenerlas dieron a las tres idénticas importancias.

1.1.4. Autonomía de la Universidad

La cuarta nota de la universidad es la autonomía y la más discutida históricamente. En términos jurídicos, ya hemos visto como la autonomía de las primeras universidades suponía la exención de las jurisdicciones locales y un margen amplísimo de independencia.

En el caso de la ciencia y el saber, la autonomía debe ser considerada al menos desde dos aspectos: Por uno, la autonomía propia del poder del saber y la ciencia que la faculta para fijarse sus propias normas y métodos y los límites de su propia expansión y propósitos. Por otra parte, la autonomía de la ciencia y el saber, como tales, tienen una función social que cumplir, para lo que necesitan un espacio jurídico. Aquí se da la regulación del estado.

Pero esta autonomía del saber fué durante siglos amordazada por el poder teocrático, en nuestra cultura el de la iglesia católica, que imprimió su manera de ver el mundo. Recordemos unas palabras del sevillano José María Blanco White en la primera mitad del siglo XIX (fué Diputado de Artes de la Junta de Gobierno de la Universidad Literaria de Sevilla en 1797, por lo que conocía la institución universitaria):

Hasta el siglo XVIII, las universidades españolas fueron autónomas jurídicamente, si bien no lo fueron en sus enseñanzas; la Iglesia mantuvo su hegemonía y monopolio de la educación superior hasta bien avanzado el siglo XIX. podemos ver la lucha de los poderes civiles y eclesiásticos por el control de la institución. Si en siglo XIX la universidad desaparece como centro de formación sustancialmente clerical lo es para pasar a depender del Estado, como un servicio administrativo más. La libertad académica, entendida como la libertad de profesores y estudiantes para indagar la verdad y exponerla según su conciencia, sin trabas o intervención estatal o eclesiástica fue el caballo de batalla.

1.2. Concepto de la “Alma Mater”

La humanidad, a través de los siglos, ha ido elaborando un universo de conocimientos con cuya transmisión se busca dar nacimiento a un nuevo tipo de hombre. Es válido pensar como consecuencia de esto, que entendida la "universitas" como generadora del saber, se atribuyó el cáracter de "Alma mater" en el sentido de engendrar y trasformar al hombre por obra de la ciencia y del saber. ("madre nutricia", "alma" es un adjetivo derivado de alo / alere, que significa alimentar, hacer crecer).

La buena madre de familia es aquella que procura alimentar a sus hijos de modo que crezcan sanos y fuertes, la que los protege. En el plano intelectual, la universidad debe ocupar ese papel protector del hombre, debe facilitarle aquellos elementos culturales que lo hagan crecer interiormente.

 Como decía el programa de la Institución Libre de Enseñanza a finales del XIX, la educación debe, además de facilitar una formación profesional, de preparar científicos, literatos, abogados, médicos, ingenieros... "pero sobre eso, y antes que todo eso, hombres, personas capaces de concebir un ideal, de gobernar con sustantividad su propia vida y de producirla mediante el armonioso consorcio de todas sus facultades". A esta finalidad apunta la expresión latina "alma mater", aplicada a la Universidad.

Capitulo II

2.1.    Funciones De La Universidad


El término universidad conlleva el concepto de universalidad, en relación a la amplitud del conocimiento y de la visión que debe alcanzarse en estas instituciones. Sin embargo, hay otra faceta más a la cual referirse y que hace a las instituciones universitarias, en cualquier tiempo y país, básicamente similares en su operación, en su concepción y por consecuencia, en sus resultados.
Los factores de esta universalidad de la institución universitaria son los siguientes:
2.1.1. La ocurrencia en su seno, de una total libertad de pensamiento y expresión y flujo de ideas.

2.1.2. Un ambiente académico que establece estándares y criterios basados en normas estrictamente académicas.

2.1.3.La capacidad de generación de nuevo conocimiento universal y su transmisión a los estudiantes.

2.1.4. Una internacionalización de ideas, de panoramas conceptuales y con frecuencia de componentes en la institución universitaria.

Estos son valores fundamentales para reconocer a una institución como universidad en cualquier parte del mundo. Las formas como se expresan tales factores, particularmente en la generación del conocimiento y en su relación con el entorno social que lo produce, de terminan la diversidad acerca de su entorno oscila, le proporciona carácter social y contribuye en consecuencia, a la enorme riqueza de estas instituciones.

Capitulo III

3.1. Universidad y Globalización

Los cambios ocurridos en la estructura de la economía y la sociedad mundiales durante el siglo XX, jalonados por los avances tecnológicos en el campo de la información, la biotecnología y los nuevos materiales, obligan a revisar los paradigmas imperantes acerca del papel de la educación, en general, y de la educación superior, en particular, en el progreso de las naciones.

Toda vez que las Universidades, incluyendo la Universidad pública, ha ido descendiendo en su escala de valores al pragmatismo mercantil, a  tal punto que el criterio economicista, cortoplacista, termina imponiéndose a la búsqueda de la excelencia académica y científica, limitando de esta manera su papel en la transformación del entorno socioeconómico dentro del cual está inserta. Es cuestión de ética, de compromiso con la sociedad en su conjunto, lo cual no es típico de la economía orientada solamente por la "mano invisible" del mercado.

Fenómenos como el desarrollo de las comunicaciones satelitales y la aparición de la Internet, cambiaron radicalmente el proceso de producción y circulación de la información entre todos los puntos geográficos del planeta, a costos considerablemente bajos si se comparan con los que existían hace tan solo una década. Todo esto ha desembocado en una especie de sobresaturación de información, al punto que en la actualidad el problema del conocimiento depende no tanto de si tenemos o no acceso a la información, sino de la forma en que hagamos uso de ella.

La híper información puede conducir a situaciones paradójicas en las que no logramos ubicarnos en nuestro objeto de estudio o en nuestra área de interés. Por eso,   uno de los desafíos es el de "como convertir información en conocimiento útil, y el de cómo aprovechar el proceso de generación y apropiación del conocimiento para inducir procesos dinámicos de aprendizaje social", de tal manera que el impacto en el desarrollo de las capacidades y las habilidades de las personas y las organizaciones se conviertan en factor de cambio.

3.1.1. La informática

El avance de los medios de la comunicación, y más la tecnología informática, agilizan la internacionalización globalizada de la Universidad. El Internet dice Bernard Jolivalt, en impredecible proporción es apenas comparable a revoluciones claves como la causada por la imprenta y el maquinismo de la Revolución Industrial, porque el Internet, siendo tejido desarrollo de varias fuentes de la comunicación y de la información, con aunadas visión, color y sonido, hace menos significativas la distancia física y aun el distanciamiento cordial y humano de quienes, maestros y estudiantes, actúan como interlocutores, y puede deslizar sobre nuestra mesa de trabajo cuantos textos impresos sean requeridos para la lectura, la distracción, el estudio o el deseo de investigar.

   3.1.2. Un debate que apenas se inicia.

Es innegable que estos globalizados y globalizantes recursos técnicos que le aceleran circunferencias a la globalización, a las universidades y a los universitarios, nos engendran incertidumbres e inquietudes. Ante todo, sobre el sentido y el valor educativo y formativo de tan encumbradas audacias tecnológicas. Son tan apasionantes que se las denomina el cibersex. No se les niega su validez utilitaria. Más acecha el peligro de confundir y aun suplantar la profundidad educativa bajo el sugestivo aliciente de la instrucción cómoda.

Opinión crítica

Luis Cayo Pérez Bueno, presidente del CERMI (Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad)

Es ya un lugar común afirmar que la educación –el acceso sin restricciones a la misma– es un factor determinante para el éxito del proceso de inclusión social, autonomía individual y vida independiente en la comunidad de pertenencia de las personas con discapacidad. Dentro de la enseñanza, genéricamente considerada en todas sus fases, la universitaria es acaso la más decisiva para establecer si el proceso de inclusión educativa, ha alcanzado o no la plenitud a la que se aspiraba.

De ahí, la importancia que desde el movimiento social de la discapacidad se ha concedido en los últimos tiempos al acceso del alumnado con discapacidad –acceso sin exclusiones y acceso con los debidos apoyos– a los estudios superiores, esfera en la que la subre presentación era y es aún, bien que con matices halagüeños, que apuntan tendencia positiva, la nota predominante.

La Jornada – diario mexicano- Bernardo Bátiz V.

Han coincidido dos discusiones relacionadas con instituciones y programas sociales de la ciudad de México: se trata del tema planteado por algunos diputados en la Asamblea del DF encaminado a quitar la universalidad a la pensión de adultos mayores y de la propuesta de revisar en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México (UACM) su especialidad y preferencia en la atención de estudiantes de recursos económicos limitados.

Tanto la Universidad Autónoma de la Ciudad de México como la universalidad de la pensión alimentaria forman parte de los programas del anterior gobierno del Distrito Federal, conservado y ampliado por el actual; en ambos casos se ponen en tela de juicio políticas en favor de quienes más lo necesitan. Pura coincidencia. Los universitarios están dando su pelea, argumentando en favor de que la UACM cubre un nicho que otras universidades públicas y privadas no tienen interés en atender: el de los estudiantes pobres en zonas marginadas, pero deseosos de continuar sus estudios; se trata, a fin de cuentas, de un tema de justicia social.

AGUSTÍN DE LA HERRÁN GASCÓN (Profesor titular de universidad del Departamento de Didáctica y Teoría de la Educación de la Facultad de Formación de Profesorado y Educación de la Universidad Autónoma de Madrid.)

“La universalidad es un reto que trasciende la educación promovida desde los sistemas educativos, y la emergencia de una nueva mentalidad universal ha de ser considerada el epicentro formativo de nuevas concepciones, para el cambio interior y exterior. Porque la educación no puede estar dimensionada ni teñida de nada, ni ser europea, ni de izquierdas, ni confesional, ni occidental, ni capitalista, ni nada que no sea universal, o, en su defecto, no-parcial, como decía Ferrer Guardia. En definitiva, la educación debería promover la universalidad, por su extraordinaria riqueza.”

IMANOL ORDORIKA (Director de evaluación de la UNAM de México, dialogó con Daniel Saur, investigador del Ciffyh. Habló sobre las características distintivas de la universidad latinoamericana, el modo en que los rankings internacionales dejan fuera muchas de sus fortalezas y sobre la necesidad de promover una universidad para todos.)

Existe la hegemonía de un modelo de universidad particular, el de algunas universidades de Estados Unidos, porque no son ni siquiera la mayoría. Es el modelo de universidad elitista de investigación, con posgrados fuertes, con investigación ligada a sectores productivos, con avances científicos en áreas de frontera, que atiende a poblaciones de manera muy selectiva en el ingreso, con muchos recursos, donde es difícil distinguir su carácter público o privado por la presencia constante de grupos de interés privado muy fuertes en sus juntas de gobierno, y que cobran altas tasas. Ese modelo cuyo caso más notable es Harvard, se ha presentado al mundo como deseable y el ideal a emular. Es un modelo muy restringido de la sociedad norteamericana que se convirtió en un proyecto general para autoridades universitarias y gubernamentales, imposible de adaptar a nuestros países. Este modelo rompe con la tradición de la universidad latinoamericana que atiende muchas veces temas de investigación de frontera, pero que también atiende otros temas de mayor envergadura y amplitud que no se valoran en toda su relevancia.

Conclusiones

La universalidad se aplica a un hecho o idea que abarca todo, que es para todos.

Cuando se dice universalidad de bienes de una persona, se refiere al conjunto de todos sus bienes.

Una  universidad  que  como  proyecto  cultural  y  social  promueva  la democracia,  la  libertad,  la  emancipación  epistémica  de  la  nación acompañada de la praxis transformadora de la sociedad y con vocación de integración latinoamericanista.

Las universidades han sido lugares relativamente cerrados, por donde las personas pasan una vez en su vida y no vuelven a ellas, tal vez porque no encuentran respuestas a sus necesidades ulteriores en el transcurso de su desarrollo profesional.


Indice 
                                                                                                                 
TEMA -----------------------------------------------------------------------------------    3
INTRODUCCION---------------------------------------------------------------------    4

CAPITULO I
1.1. RASGOS: Corporativa, Universal, Científica y Autónoma----------------    5
1.1.1. SENTIDO CORPORATIVO -------------------------------------------------   5
1.1.2. UNIVERSALIDAD------------------------------------------------------------   5-6
1.1.3. CIENCIA-----------------------------------------------------------------------     6- 7
1.1.4. AUTONOMIA DE LA UNIVERSIDAD----------------------------------     8
1.2. CONCEPTO DE LA “ALMA MATER”-------------------------------------    9
CAPITULO II
2.1.    FUNCIONES DE LA UNIVERSIDAD ------------------------------------    10
CAPITULO III
3.1.    UNIVERSIDAD Y GLOBALIZACION -----------------------------------    11
3.1.1. INFORMATICA ---------------------------------------------------------------    12
3.1.2. UN DEBATE QUE APENAS SE INICIA---------------------------------     12
OPINION CRÍTICA ------------------------------------------------------------------    13- 14
CONCLUSIONES -------------------------------------------------------------------     15
REFERENCIAS DE INFORMACION -------------------------------------------     16
ANEXO --------------------------------------------------------------------------- ----     17-18

Palabras Clave: Universidades nacionales, Corporativa, Autónoma, ciencia, Alma Mater, Globalización.  


Descargar el archivo completo:


Descargar Word Descargar diapositivas



¡Comparte!: