Gerencia y Administración de un liderazgo con éxito

Archivado en:

Por: Sebastian Inoñan Granados

Introducción

El presente titulo abarca cuatro temas importantes que el líder debe conocer para afrontar las demandas de sus seguidores y conseguir los resultados esperados, los temas solicitados son gerencia, administración, liderazgo y el éxito, es un tema inmenso que se pretende exponer en el tiempo asignado, cada uno de los temas pueden ser materia de profesiones, de cursos y de charlas.

1. El éxito

Si queremos disgregar partiríamos definiendo el éxito, según 
Todo líder debe ver que el éxito parte de la cosmovisión que podamos tener y de las competencias adquiridas, no se trata de asunto de la suerte, la Palabra de Dios dice entre sus páginas adquiere inteligencia, adquiere sabiduría, la adquisición implica un costo, no es gratis. Los hombres de Dios que tuvieron éxito comenzaron de la base, participaron y estuvieron en la batalla o las guerras, fueron al campo de los hechos, no manejaron el asunto desde afuera y si eso sucedió cayeron, caso de David. 

El individuo realmente exitoso no es exitoso sólo por momentos o en situaciones de triunfo. Una persona exitosa siente esta paz y la autosatisfacción en momentos de dolor, fracaso, rechazo y frustración, se mantiene firme, determinado y perseverante ante sus objetivos sin importar lo adverso de las circunstancias externas. Para este tipo de personas el fracaso es la mejor oportunidad de crecer y de aprender y saben que cada fracaso les acerca a la meta que se han propuesto. En las artes marciales la mejor manera de aprender a subir la guardia en un combate es recibiendo patadas. En la actitud del éxito se involucra el placer, el disfrute de todo el proceso de crecimiento. 

Entonces un líder con éxito será un hombre capaz, con experiencia en el campo de los hechos (éxitos y fracasos) y que presenta frutos.

2. El liderazgo

Cuando hablamos de liderazgo es la capacidad de influencia (que trabajen con entusiasmo en el logro de objetivos comunes) que tiene el líder sobre sus seguidores para obtener resultados, esto nos lleva a pensar que la persona que lidera tiene ciertas competencias para lograr que otros le ayuden a conseguir las metas y objetivos propuestos, quiere decir que tiene la capacidad para administrar y gerenciar. Se entiende como la capacidad de tomar la iniciativa, gestionar, convocar, promover, incentivar, motivar y evaluar a un grupo o equipo

3. La gerencia

La gerencia puede entenderse de dos maneras básicas y centrales: como una de las partes o secciones de una empresa, institución u organización, o como la actividad de gerenciar y llevar adelante el trabajo de organización y planificación en cualquier tipo de espacio. Se define también con la acción y el efecto de administrar. Esto implica acción y efecto (causa y el resultado) de la persona que lidera para el logro de los propósitos de la organización.

4. La Administración

La administración aparece desde tiempos muy remotos, desde el momento en que aparece el hombre.  La administración es el proceso de planificar, organizar, dirigir y controlar el uso de los recursos y las actividades de trabajo con el propósito de lograr los objetivos o metas de la organización de manera eficiente y eficaz.
La gerencia  y  administración  de  un liderazgo con  éxito para el caso de los cristianos, será aquella que esta cimentada en la voluntad de Dios, voluntad sometida a aquel que lo llamó, me refiero a Jesucristo, donde el éxito no depende de nosotros exclusivamente, sino depende que la voluntad del líder este sometida a Dios (caso de José, que parece una vida de fracaso, pero su fin fue de éxito) y de la preparación (competencias) y la dependencia del líder de Dios y como dijera Pedro, “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro; siendo renacidos, no de simiente corruptible, sino de incorruptible, por la palabra de Dios que vive y permanece para siempre”, porque si esta cosas están en nosotros no estaremos ociosos,  “vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento;6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor. Porque si estas cosas están en vosotros, y abundan, no os dejarán estar ociosos ni sin fruto en cuanto al conocimiento de nuestro Señor Jesucristo”.
 Moyobamba, febrero del 2011.
Descargar el archivo completo:
Descargar Word



¡Comparte!: