Componentes Emocionales de la Moral - Word

Archivado en:

Componentes de la Moral

Engaño.

Observando la conducta de engaño, concretamente es hacer trampa, mentir o robar en clase. La conducta de los alumnos en situaciones escolares depende y varía en función de la influencia de los iguales y de la relación que existe entre el profesor y el alumno, se ha descubierto también que la conducta de hacer trampa varía en función de cuestiones de los padres sobre el rendimiento, la competitividad por el acceso a la universidad, el deseo de éxito profesional y la propensión a correr riesgos.

Aunque la correlación entre conducta moral y juicio moral parece que aumenta en la edad adulta, la frecuencia en la conducta de hacer trampas no parece disminuir de la enseñanza primaria a la secundaria o a la universidad.

Altruismo

El altruismo es un interés aprendido y no egoísta por el bienestar de otras personas o cualquier acción intencionada en beneficio de alguien o a expensas de uno mismo. Una acción altruista se realiza principalmente por el alivio, satisfacción o felicidad que proporciona a otra persona, más que por la recompensa que pueda recibir la persona que lo lleva a cabo.

La conducta altruista no se hereda sino se aprende y la influencia de los padres desempeñan un papel importante en el desarrollo de esta conducta, los niños no solo son altruistas con las personas de las cuales reciben recompensas si no también con otras.En la vida real los niños tratan a menudo con modelos adultos, destinados a fomentar o desalentar el altruismo, cuyos comentarios sociales no son compatibles con sus actos. Con frecuencia existe una diferencia entre lo que el niño ve en la conducta de un adulto y el consejo que recibe de la misma persona.

Parece razonable postular que los efectos negativos de la hipocresía aumentan con la edad y con el desarrollo de las habilidades cognitivas, generalmente se observa por primera vez entre los 9 y 10 años de edad.

Los hipócritas o Tartufos

Esquivan la responsabilidad de sus acciones, son audaces en la traición y tímidos en la lealtad. Simulan aptitudes y cualidades que creen convenientes en sus escenarios.
Sus virtudes son fingidas, se avienen a vegetar en la penumbra, guardan con afán sus apariencias, usan la mentira prodigiosamente.

Son traidores, sus víctimas son quienes creen que dicen la verdad. Les falta osadía para practicar el mal, al cual están inclinados. Sugieren que ocultan sus virtudes por modestia, jamás consiguen usar su antifaz con desenvoltura.

Entibian toda amistad con sus dobleces, no confían en nadie, ni nadie confía en ellos. Participan en complicidades indignas. Sienten ansiedad y terror frente a las personas sinceras. Sospechan la valentía de las personas sinceras, creen oír en sus palabras reproches merecidos.

No tienen dignidad sino remordimiento. Intentan engañarse a sí mismos y confunden la susceptibilidad con la delicadeza. La susceptibilidad nace del miedo y la delicadeza de la dignidad.
Las deudas acumuladas por la vanidad o el vicio, para fingir o engañar, los obligan a renunciar a toda dignidad. La tendencia a la intriga los priva de cariños sinceros, tienen cómplices pero no amigos, los mueve y los une no el amor sino el interés, forzosamente utilitarios y oportunistas están siempre dispuestos a traicionar por un beneficio inmediato.

Usan la hipocresía como mordaza de la dignidad, son incapaces de resistir la tentación del mal y no tienen coraje para asumir responsabilidades. Por ello les niegan su amistad las personas superiores. Son desleales e ingratos. Divulgan los favores que hacen y ocultan y olvidan el reconocimiento por los que reciben. Minimizan lo que reciben y multiplican lo que dan. Sus mentes están articuladas con rutinas y sus corazones inflados de prejuicios.

Componentes Emocionales de la Moral

Introducción

En primer lugar, debemos destacar que los aspectos del desarrollo social, emocional y moral van muy ligados en su evolución, y así mismo se relacionan con el desarrollo de la personalidad, por ello es importante que nos detengamos a estudiarlos y entenderlos, de manera que podamos comprender mucho mejor la forma en que los niños se desarrollan, y con ellos su personalidad.

Para estimular un desarrollo social y emocional saludable, los educadores deben familiarizarse con las diferentes etapas de desarrollo de los niños, dato a destacar y que a nosotros nos interesa enormemente si queremos llegar a ser algún día buenos maestros y maestras, es sin duda por esta razón que intentaremos exponer todos los aspectos o al menos aquellos más relevantes del desarrollo emocional, social y moral de los niños.

Sin duda, los primeros cinco años de vida son el momento más crítico en el desarrollo de los niños pequeños, pero años posteriores no son menos importantes, las emociones están presentes durante toda su evolución, y no por el mero hecho de crecer dejan de ser más fáciles de comprender o menos variables.

Por supuesto, a la hora de comportarse y de muchas otras situaciones y aspectos, los niños toman como modelo de referencia a sus padres y adultos, por ello no podía ser diferente en lo que a las emociones se refieren.

La Felicidad

Características: 
  • La felicidad favorece la recepción e interpretación positiva de los diversos estímulos ambientales. No es fugaz, como el placer, sino que pretende una estabilidad emocional duradera 
  • Actividad fisiológica: 
  • Aumento en actividad en el hipotálamo, septum y núcleo amigdalino.
  • Aumento en frecuencia cardiaca, si bien la reactividad cardiovascular es menor que en otras emociones como ira y miedo
  • Incremento en frecuencia respiratoria
  • Función: 
  • La felicidad influye positivamente en la capacidad para disfrutar de diferentes aspectos de la vida
  • Genera actitudes positivas hacia uno mismo y los demás, favorece el altruismo y la empatía.
  • Facilita el que se establezcan nexos y relaciones interpersonales
  • Induce sensaciones de vigorosidad, competencia, curiosidad y flexibilidad mental
  • Experiencia: 
  • Estado placentero, deseable, se siente con evidente sensación de bienestar
  • Sensación de autoestima y autoconfianza
  • Gestos faciales : 
  • Elevación de las mejillas
  • Comisura labial retraída y elevación de la misma
  • Arrugas en la piel debajo del párpado inferior

Empatía: 

La empatía es una destreza básica de la comunicación interpersonal, ella permite un entendimiento sólido entre dos personas, en consecuencia, la empatía es fundamental para comprender en profundidad el mensaje del otro y así establecer un dialogo. Esta habilidad de inferir los pensamientos y sentimientos de otros, genera sentimientos de simpatía, comprensión y ternura.

Uno de los elementos clave que forma la inteligencia emocional, es la empatía, la cual pertenece al dominio interpersonal. La empatía es el rasgo característico de las relaciones interpersonales exitosas, es decir, la empatía no es otra cosa que "la habilidad para estar conscientes de, reconocer, comprender y apreciar los sentimientos de los demás". En otras palabras, el ser empáticos es el ser capaces de "leer" emocionalmente a las personas. 

El Sentimiento de Culpa

El sentimiento de culpa es considerado como una emoción negativa que, si bien a nadie le gusta experimentar, lo cierto es que es necesaria para la correcta adaptación a nuestro entorno. Muchos autores coinciden en definir la culpa como un afecto doloroso que surge de la creencia o sensación de haber traspasado las normas éticas personales o sociales especialmente si se ha perjudicado a alguien.

La culpabilidad, por tanto, surge ante una falta que hemos cometido (o así lo creemos). Su función es hacer consciente al sujeto que ha hecho algo mal para facilitar los intentos de reparación. Su origen tiene que ver con el desarrollo de la conciencia moral, que se inicia en nuestra infancia y que se ve influida por nuestras diferencias individuales y las pautas educativas.

Existen personas que confunden esta emoción con la vergüenza, incrementando su malestar emocional, ya que al mezclar ambos sentimientos se retroalimentan entre sí. Mientras que la culpa aparece ante el dolor por el daño causado, la vergüenza se experimenta cuando nos percibimos con la falta de una habilidad o capacidad que se presumía deberíamos tener.

Radiografía de la culpa

Para entender la culpa hay que conocer cuáles son sus elementos:
  • Acto causal, real o imaginario.
  • Percepción y autovaloración negativa del acto por parte del sujeto, mala conciencia.
  • Emoción negativa derivada de la culpa, remordimientos.
La combinación de estos elementos puede dar lugar a dos tipos de culpa:

Culpabilidad sana o manifiesta: aparece como consecuencia un perjuicio real que le hemos causado a alguien. Su utilidad reside en ayudarnos a respetar las normas y a no perjudicar a los demás. La culpa funciona aquí como un castigo cuando no las cumplimos.

Culpabilidad mórbida: no ha existido ninguna falta objetiva que justifique dicho sentimiento. A diferencia de la anterior, este tipo de culpabilidad es destructiva y no nos ayuda a adaptarnos al medio. Cuando la culpa no funciona bien (no cumple su función adaptativa) puede ocurrir por exceso (relacionada con alteraciones psicopatológicas como la depresión) o por defecto (asociada con elevados niveles de perfeccionismo).

Miedo

Según Darwin la palabra miedo deriva de lo que es repentino y peligroso. 
• Es un estado emocional negativo, aversivo, con una activación elevada que incita a la evitación y el escape de las situaciones amenazantes. 
• Es una señal emocional de advertencia de que se aproxima un daño físico o psíquico. 
• También implica una inseguridad respecto a la propia capacidad para soportar o mantener una situación de amenaza. 
• En general el miedo es una emoción producida por un peligro presente y ligado al estímulo que lo genera.

Éxito

El sentido subjetivo y relativo del éxito conlleva a la resolución de los objetivos, a la cercanía de los mismos o un avance en el camino por llegar al punto en concreto, todo dependerá de la calidad y entusiasmo con el que se realicen las cosas, por ejemplo: Si un equipo con limitaciones llega a la meta entre los primeros lugares, se le considera todo un éxito, ya que las expectativas relativas que el equipo tuvo en un principio basándose en la calidad de los instrumentos o servicio humano fueron superadas.

El éxito depende fundamentalmente de la autoestima de la persona que trate de lograr un objetivo, es importante que el que intente tener éxito sea capaz de tener altas expectativas y ganas de luchar por su meta, el éxito no puede ir relacionado con la mediocridad o el negativismo.

¿Deben influenciar los profesores en el Desarrollo Moral?

Si, porque los profesores son ejemplos de moral en el aula para los estudiantes. Son responsables de imponer un ambiente libre de prejuicios y de intentar mantener un sentido de igualdad entre los estudiantes. Exigir que los estudiantes cumplan con las reglas establecidas en clase y asegurarse de que se apliquen las consecuencias determinadas cuando no las incumplen también ayuda a desarrollar el carácter moral de los estudiantes.

• ¿Cómo pueden influenciar los profesores en el Desarrollo Moral?

Eliminar los prejuicios
Los profesores deben tener conocimiento de los comentarios e interacciones entre estudiantes y reprimir el lenguaje inadecuado y ofensivo. Cuando los estudiantes observan que un profesor reprime este tipo de prejuicios, se les recuerda que no es aceptable denigrar a los demás por la raza, religión y otras cualidades potencialmente divisivas.

Es importante también que, en una asignatura en particular, se hable de hombres y mujeres de diversas razas relacionados a ese campo de estudio particular. Demostrar a los estudiantes que todos pueden ser exitosos es otra forma de ayudar a reprimir el comportamiento y forma de pensar perjudicial.

Tratar a todos de igual manera
Los profesores deben tener cuidado de no mostrar preferencia por ningún estudiante. Esta acción enfatiza la necesidad de igualdad y ayuda a demostrar con el ejemplo que los estudiantes deberían tratar a los demás por igual. Además, los profesores deben vigilar el trato desigual entre estudiantes. No se puede permitir que los estudiantes menosprecien a alguien en clase y deberían ser castigados si actúan de esa forma.

Reglas y consecuencias
Establecer reglas de clase al principio del año es una forma importante en la que los profesores ayudan a los estudiantes a desarrollarse moralmente. También se deben determinar las consecuencias de estas reglas, idealmente, en el plan de estudios que los estudiantes deben firmar y entregar al profesor como muestra de que comprenden lo que se espera de ellos y que comprenden las consecuencias que deben enfrentar si incumplen una regla. Evidentemente, es incluso más importante hacer cumplir estas reglas y consecuencias. 

Los profesores deben asegurarse de no doblegar las reglas, porque si lo hacen, los estudiantes pensarán que está bien doblegar o romper cualquier regla y ese mensaje no ayudará al desarrollo moral.

Ser un buen ejemplo
Además de no tener perjuicios, tratar a todos por igual y hacer cumplir las reglas, los profesores también ayudan a desarrollar la moral de los estudiantes si son personas morales. Mostrar compasión por cuestiones que afectan el mundo, ser consciente de los eventos actuales y unir estos eventos y cuestiones a las lecciones ayuda a mostrarle a los estudiantes que también deberían ser conscientes de los sucesos del mundo y preocuparse por cosas que tal vez no afectan directamente sus vidas pero que, a pesar de todo, son injusticias. 

Seguir las reglas de la escuela y sociedad también hace que los profesores sean buenos ejemplos y el simple hecho de que sean profesores demuestra que se preocupan por ayudar a otros y por hacer una diferencia en el mundo y, con fortuna, los estudiantes también se preocuparán por lo mismo.

Palabras Clave: La Felicidad, Empatía, Culpa, Éxito, Altruismo.

Descargar el archivo completo:
Descargar Word
DESCARGAR WORD


¡Comparte!: