¿Has pensado alguna vez qué es lo que sucedería si dejara de existir la energía?

Archivado en:

 Gracias a la energía existe el sol,  las plantas, los animales, sino no sería posible la vida. La energía  es  la capacidad que tiene un cuerpo para producir un trabajo o provocar un cambio. Si no existiera la energía
La fuente de energía son aquellos materiales o fenómenos de la naturaleza capaces de suministrar energía en cualquiera de sus formas. También se les llama recursos energéticos.

La energía se nos puede presentar de muchas formas, y algunas de las más importantes son:

  • La energía cinética, que es la que tiene un cuerpo que se halla en movimiento, por ejemplo, un coche circulando por una carretera. 
  • La energía potencial gravitatoria, que es la que tiene un cuerpo que está a cierta altura sobre la superficie de la Tierra. Por ejemplo, una maceta en el balcón de un tercer piso tiene más energía potencial que la misma maceta en el balcón del primero. La suma de la energía cinética y la energía potencial se llama energía mecánica. 
  • La energía eléctrica, gracias a la cual existe la corriente eléctrica y funcionan muchos de los aparatos que conocemos. 
  • La energía química, que es la que almacenan los alimentos, las pilas o los combustibles. 
  • La energía calorífica, que es la que se transmiten dos cuerpos que están a diferentes temperaturas: el caliente al frío. 
  • La energía eólica, que es la energía del viento. 
  • La energía solar, que es la energía de la luz del Sol. 
  • La energía nuclear, que se obtiene en las centrales nucleares, a partir del uranio y otras sustancias radiactivas. 
  • El sonido, que es una energía de vibración. 
  • El petróleo, el carbón o el gas natural. 

TRANSFORMACIONES DE LA ENERGÍA

En los seres vivos, al conjunto de procesos físicos y químicos mediante los cuales se transforma y utiliza la energía de los alimentos se le llama metabolismo.

Veamos con un ejemplo corriente, un automóvil, cómo tienen lugar algunas transformaciones energéticas concretas.

La gasolina con que llenamos el depósito del coche, al pasar al motor, se inflama y libera gran cantidad de vapor que mueve los pistones y las bielas, haciendo que el coche se mueva (la energía química se transforma en energía cinética) y liberando calor (energía calorífica). Podemos conducir el coche por una carretera empinada hasta lo alto de un puerto de montaña (la energía cinética se transforma en energía potencial).
Al meter la llave de contacto y accionarla, la batería proporciona la energía necesaria para arrancar el motor (la energía química se transforma en energía cinética).

Al circular el coche, se mueve una pieza que hay junto al motor, que se llama alternador, que genera una corriente eléctrica, gracias a la cual funcionan todos los mandos y sistemas eléctricos del coche (la energía cinética se transforma en energía eléctrica).

La corriente eléctrica que genera el alternador permite que podamos encender los faros y ver la carretera de noche (la energía eléctrica se transforma en energía luminosa). La corriente eléctrica también permite que podamos encender y oír la radio (la energía eléctrica se transforma en sonido).
Cuando pisamos los frenos de las ruedas, el rozamiento que se produce entre las cubiertas de las ruedas y el suelo hace que estas se calienten, lo mismo que las pastillas de los frenos (la energía cinética se transforma en energía calorífica).


... para  visualizar los gráficos, texto faltante y demás imágenes, puedes descargar el  archivo completo:


Descargar Word Descargar Diapositivas


¡Comparte!: