Anatomía y fisiología de la vesícula biliar

Archivado en:

La vesícula biliar, es una pequeña bolsa de 7 a 10 cm de longitud y de 3 a 5cm de ancho, con capacidad de 35 a 50ml, tiene la forma de una pera con su fondo dirigido hacia abajo y hacia delante y su cuello que desemboca en los conductos biliares, dirigidos hacia atrás y hacia arriba. Se encuentra adherida por el peritoneo al parénquima hepático. Se divide en cuatro porciones anatómicas: Fondo, Cuerpo, infundíbulo  y cuello.


El fondo representa el extremo ciego y redondeado que normalmente se extiende más  allá  del borde hepático, puede estar muy acodado y tener el aspecto de un gorro frigio; es la parte del órgano que contiene mayor cantidad de musculo liso, a diferencia del cuerpo que es la zona principal de almacenamiento y contiene en su mayor parte tejido elástico. El cuerpo de la vesícula se reduce de diámetro hasta formar el cuello, que tiene forma de embudo y se continúa con el cístico, corresponde a la segunda porción del duodeno o colon transverso. El cuello por lo general hace una curva suave, cuya conexidad puede distenderse para formar una dilatación que se conoce como infundíbulo o bolsa de Hartman. El cuello de la vesícula corresponde por arriba a la rama derecha de la vena porta, por debajo descansa sobre la primera porción del duodeno.

CONSTITUCION ANATOMICA.

La pared de la vesícula está constituida  por musculo liso, musculo elástico y tejido fibroso y su luz esta revestida de epitelio columnar alto que contiene colesterol y lóbulos de grasa. El moco secretado hacia la vesícula biliar se origina en las glándulas tubulares alveolares que contienen las células globulares de la mucosa, los cuales revisten el infundíbulo y el cuello.

CIRCULACION E INERVACION

Es irrigada por la arteria cística, una rama de la arteria hepática derecha que se bifurca por detrás del conducto cístico. Tiene un diámetro aproximado de 2mm y sigue un trayecto de longitud variable por arriba del cístico, hasta que de desciende a la superficie peritoneal de la vesícula y se ramifica.

La circulación venosa ocurre a través de pequeñas venas con desembocaduradirecta en el hígado desde la vesícula  y una vena cística grande, que regresa la sangre hacia la vena porta derecha. La linfa fluye directamente desde la vesícula hasta el hígado y drena en varios ganglios que se encuentran sobre la superficie de la vena porta. Los nervios tienen su origen en el plexo celiaco y están localizados a la largo de la arteria hepática. Los nervios motores están constituidos por fibras vegetales mezcladas con fibras posgaglionares del ganglio celiaco. El nivel simpático pre ganglionar se encuentra en las vértebras torácicas (T8, T9). Los estímulos sensoriales provienen de fibras de los nervios simpáticos que llegan al plexo celiaco por el ganglio de la raíz posterior a (T8,T9).

La vesícula entra al colédoco a través del cístico, el cual tiene una longitud variable, en promedio  4cm y este a su vez se une al conducto hepático común formando un ángulo agudo, y la rama derecha de la arteria hepática se encuentra inmediatamente detrás del mismo. Las variaciones del cístico tienen importancia quirúrgica y guardan relación con el punto de unión y el conducto hepático  común. Puede seguir un trayecto paralelo al conducto hepático común y de hecho adherirse al mismo, o puede estar muy largo y unirse al colédoco al nivel del duodeno. Por otra parte puede haber  agenesia del cístico o este estar demasiado corto y darse una unión muy alta con el conducto hepático.

El colédoco tiene una longitud aproximadamente de 8 a 11.5cm y un diámetro de 6 a 10 mm. La porción superior está situada en el borde libre del ligamento  hepatoduodenal, a la derecha de la arteria hepática propia y por delante de la vena porta. El tercio medio del colédoco forma una curva a la derecha por detrás de la primera porción del duodeno, donde se separa  de la vena porta y de las arterias hepáticas. El tercio inferior se curva mas a la derecha por detrás de la cabeza del páncreas, en el que forman  un surco, y desemboca en el duodeno a través del ampular de váter, donde a menudo se le une al conducto pancreático. A las porciones del colédoco también se les denomina de acuerdo a sus relaciones con las vísceras intestinales, se les han aplicado los términos suprapancreatico, intrapancreaticos e intraduodenal.



¡Comparte!: